Todo espacio de oficina ofrece recursos que pueden ser aprovechados en beneficio del mejor funcionamiento de la organización, como la luz natural, las vistas hermosas al exterior, facilidades para la instalación de determinados servicios, alturas del inmueble y otros elementos de los que se puede tomar ventaja.

 

También pueden existir factores que se deben resolver para evitar en lo posible que afecten el resultado  de sus oficinas: Columnas u otro tipo de estructuras, colocadas en lugares inconvenientes para la distribución de los muebles, iluminación artificial inadecuada, humedad excesiva, instalaciones contra incendios que no pueden ser reubicadas y ventanales con vistas poco convenientes.

 

Una correcta asesoría es esencial para maximizar el espacio y todos los elementos que lo acompañan.